02 de abril de 2024.- Observatorio Financiero del Consejo General de Economistas. El Consejo General de Economistas incrementa su previsión de crecimiento de la economía en 2024 hasta el 1,9%, y prevé un crecimiento en torno al 0,5% en el primer trimestre de este año

    Este incremento vendría impulsado por el efecto tracción del crecimiento del último trimestre de 2023, la buena evolución del empleo y su efecto en el consumo privado y por el buen comportamiento de los indicadores adelantados.

    Se revisa a la baja en 2 décimas la previsión de IPC medio, hasta el 3%, debido a la buena evolución del índice general y de la subyacente, 3.2% y 3,3% en marzo respectivamente

    OBSERVATORIO FINANCIERO, 2 DE ABRIL DE 2024

    La confirmación del crecimiento del PIB del 0,6% en el último trimestre de 2023, y del 2,5% en volumen por agregación de los cuatro trimestres del año, ejerce de elemento de tracción positiva para la buena evolución de la economía, al menos el primer trimestre de 2024, que se está reflejando en el buen comportamiento del empleo, con su efecto en el consumo privado. El consumo privado, que ha tenido un excelente comportamiento en 2023, 2,3% en tasa interanual y del 0,2% respecto al trimestre anterior, que ya fue muy bueno, 1,2%, se espera que este primer trimestre también sea el pilar principal del crecimiento esperado de la economía, habida cuenta del estancamiento de la inversión y las exportaciones, a pesar del cambio de tendencia de estas últimas en el último trimestre, que han crecido un 2,7%, tras dos trimestres de crecimiento negativo o nulo.

    Por otra parte, los indicadores adelantados, en concreto los Índices HCOB PMI® tanto de la zona euro como de España reflejan, en general, una evolución muy positiva, tal como se expone en el cuadro siguiente:

    Según estos indicadores de confianza, la economía de la zona euro se está estabilizando, aumentando la producción como consecuencia de la disminución de las presiones en los precios, aunque la persistencia del conflicto del mar Rojo mantiene la presión en las cadenas de suministro.

    No obstante, este impulso puede verse lastrado por la contracción del consumo público y la carencia de presupuestos para 2024. En base a estas consideraciones, por el buen comportamiento que está registrando la economía y las máximas expectativas en el turismo y, en general, en el sector servicios en este primer semestre, incrementamos nuestra previsión de crecimiento 3 décimas, hasta el 1,9%, que podrá llegar a ser incluso superior de mantenerse la evolución positiva de los principales indicadores, tales como la inflación o la población activa.

    En este sentido la tasa de inflación se ha ido moderando a lo largo del año 2023 y en los tres meses de 2024. Aunque el dato adelantado del mes de marzo sitúa un incremento en el índice general del 0,8%, en tasa interanual el incremento ha sido del 3,2%. Más sorprendente ha sido la evolución de la inflación subyacente, con el componente estructural que tiene, que ha pasado de una tasa interanual del 7,5% en marzo de 2023 al 3,3% del pasado mes de marzo. En base a estos buenos datos se procede a revisar a la baja en 2 décimas la previsión de IPC medio, hasta el 3%.

    En cuanto al empleo, aunque la cifra de desempleados se ha incrementado en los tres primeros meses del año en cerca de 20 mil personas, respecto a marzo de 2023 se ha reducido en más de 135 mil personas. El número de afiliados a la Seguridad Social ha aumentado, registrando 20.901.967 trabajadores afiliados en marzo, 525.414,22 más que el año anterior. Este buen comportamiento del empleo en los primeros meses del año hace que revisemos a la baja en 2 décimas la tasa de paro, hasta el 11,5%.

    En cuanto al déficit, se espera se mantenga en 2024 en torno a 3,4% del PIB tras haber cerrado 2023 en el 3,6%. La deuda pública, aunque sigue incrementándose en términos absolutos, 1.583 miles de millones a finales de enero, 0,57% más que en el mes anterior y 6,24% más que en enero de 2023, en términos relativos se mantiene por el incremento del PIB y el deflactor del PIB. En este sentido, como venimos anunciando, sería conveniente controlar la deuda por el incremento de los costes de financiación debidos a la subida de los tipos de interés.

    Los mercados financieros y en concreto la bolsa española con el selectivo IBEX, ha tenido un comienzo de año espectacular, en concreto este mes de marzo con un incremento del 9,6%. Los buenos resultados de las grandes compañías, especialmente bancos y energéticas, han ayudado a su buena valoración. No obstante, no hay que olvidar que en España el tejido empresarial son fundamentalmente pymes, aproximadamente el 94% que suponen el 65% del PIB.